Te quiero dar la bienvenida

El trabajo de investigación que desde 1985 he venido desarrollando sobre el nacimiento y sus consecuencias, a través de mi trabajo con el Renacimiento (Rebirthing), me ha aportado pruebas suficientes sobre la responsabilidad que implica recibir la vida.

He podido observar como el Renacimiento ha cambiado la vida de muchas personas con las que he trabajado, tanto hombres como mujeres, a los que tomar conciencia de los patrones que les dejó su nacimiento, les ha llevado a poder manejar de forma diferente lo que sucedió en él y como esa toma de conciencia ha influido positivamente en muchos aspectos de su día a día.

La mayoría de nuestros talleres están enfocados a identificar y transformar nuestros patrones de nacimiento, mejorando con ello nuestras relaciones familiares, sociales, laborales y lo que es más importante, con nosotros mismos/as.

Algo que me llamó mucho la atención, fue observar como las mujeres tenían gestaciones más conscientes y conectaban mejor con sus bebés intrauterinos y como adquirían una conciencia diferente a la de parir y criar.

Pero no fue hasta años después, cuando comencé a observar (a través de sus relatos y los de algunas comadronas que atienden partos fisiológicos) que las mujeres que habían practicado ese tipo de respiración, la solían practicar de forma espontánea en el momento de dar a luz, cosa que les facilitaba el trabajo de parto.

Empecé a darme cuenta de que este tipo de respiración conectaba a la mujer con esas memorias ancestrales, que ampliaban su poder y su capacidad de parir y la ponían en contacto con su cuerpo y con su bebé en esos momentos.

Decidí entonces iniciar un trabajo a través del cual conectaba el renacimiento y el nacimiento, y con este fin creé el taller “Recibiendo la Vida. Un taller que está dando increíbles resultados desde entonces y que pretende concienciar sobre la importancia de cuidar el momento del nacimiento, desde cualquier posición en la que nos encontremos, es decir, tanto desde el lugar de  los padres, como la de cualquier profesional y/o acompañante que esté presente en el momento de “Recibir la vida”.

Ángeles Hinojosa

Anuncios

Liberar y sanar tanta información mía y de mis ancestros fue transformador, allí solté la mochila que tanto me pesaba. Siento sinceramente una gran liberación, era el click que necesitaba para soltar y caminar en paz.

Enormemente agradecida, os envío un abrazo con el alma!

Rut Rodríguez, Barcelona

Conocía algo sobre el rebirthing, pero no sabía exactamente la técnica, me ha sorprendido enormemente, desde las primeras respiraciones, revelé, sané, sentí, rescaté a mi niña alegre y estoy cuidándola para que me siga acompañando.

 

Carolina Navarro Ferré