Historia

¿Porque Renacimiento para el Nacimiento?

¿Cuál es la razón para dedicar específicamente tantos años de mi vida y mi energía a aplicar el renacimiento justo a este tema?

Hace más de 20 años que recuperé mis memorias de nacimiento y entendí porque soy como soy y me comporto como me comporto. Descubrir mis razones, me permitió encajar un montón de piezas que en mi puzle estaban sin colocar. Decidí entonces dedicar el resto de mi vida a crear conciencia sobre el impacto de nacer.

Ya en ese momento me pareció chocante que con tantos profesionales de renacimiento tanto en España como fuera, nadie se estuviera preocupando, de que los nacimientos dejen de ser traumáticos en lugar de ir después recomponiendo el trauma.

Desde entonces todo mi trabajo va orientado crear conciencia sobre el disparate que estamos haciendo y dejando que hagan los profesionales con el momento más crucial de la vida de una persona.

Me refiero al nacimiento. A esa experiencia que marcara después nuestras vidas para siempre.

Cuanto nos cuesta creer que esto sea cierto… Por muchos investigadores que lo estudian y lo publican, continuamos haciendo ojos ciegos y oídos sordos a lo que nos advierten.

Continuamos si querer creer.

Nos resistimos a creer que es así porque el sentimiento de culpa no nos deja asumir que hemos podido perjudicarles y preferimos mirar para otro lado. Eso lo vivimos como padres y como profesionales.

Pero por mucho que nos empeñamos e ignorarlo, no deja de sea cierto. Nuestra forma de nacer nos marca y nos marca para siempre.

Para entenderlo bastaría con que un día, solo un día, tomáramos una sesión de respiración consciente recuperando sus propias memorias. Solo eso.

Esa experiencia nos permitirá entender lo despierto que esta un bebé cuando nace, lo impactante que es para él lo que vive y la fuerza con la que lo registra en su mente.

Nuestro trabajo con los talleres de Respiración Consciente, tienen como objetivo continuar dando la oportunidad de entender lo que vivimos y continúan viviendo todos los bebés del mundo mientras nacen.

Aquí estamos desde entonces y aquí continuaremos mientras el nacimiento no se convierta en un acto sagrado.

Ángeles Hinojosa

Anuncios