Sanando las heridas de tu cesárea

 

Lugar:

Centro Re-Naciendo
Av. Rafael Casanovas, 32, 3º2º
08880 Cubelles (Bcn)

Fecha:

Precio: 150€

Duración y horario: 16 horas (se realiza en fin de semana) Sábado y Domingo de 10h a 14h y de 16h a 20h

 

¿Has tenido un parto por cesárea?

¿Esperabas otro tipo de parto y te has quedado desilusionada?

¿Te han hecho creer que no podías parir?

¿Que tu bebé estaba mal colocado?

¿que llevaba una vuelta de cordón?

¿Que era muy grande?

¿Que tu pelvis era muy estrecha?

¿Puedes hablar de ello sin llorar?

¿Cuál es el recuerdo que guardas de esa experiencia y cómo has resuelto tu frustración si es
que la tenías?

La mayoría de las ocasiones esa frustración no es consciente, pero no significa que no esté ahí.

Hay mujeres que se pasan años llorando su cesárea. Ese estado anímico influye en la lactancia,
la crianza y sobre todo en la relación con el/la bebé. Es importante tomar conciencia y poner
remedio para solventar la situación.

Que no te engañen todas las mujeres están diseñadas y preparadas para parir. Todos los
bebés saben nacer TODOS.

En contadas ocasiones existe razones reales para efectuar una cesárea. En la gran mayoría de
los casos, solo son escusas de profesionales que no saben atender partos fisiológicos. Salen de

facultades en donde no se tiene en cuenta la fisiología del cuerpo. En donde no permiten que
la naturaleza se exprese, aunque no de ningún signo de dificultad.

En donde en lugar de acompañar al cuerpo y respetar sus ritmos, prefieren demostrar lo que
pueden hacer para dominarlo en lugar de acompañar sus procesos.

El resultado es que pocas mujeres tienen la posibilidad de parir utilizando sus recursos y
empoderándose a consecuencia de la cascada de intervenciones a las que son sometidas

Asumimos que no saben, pero que no te hagan creer, que es que tú tienes una fisiología
defectuosa y/o que tu hijo no sabe nacer.

El porcentaje actual de cesáreas está actualmente en más de un 25% en muchos lugares a
pesar de que los organismos oficiales, entre ellos la OMS, hace años que están alertando del
abuso que se hace de esta práctica y los resultados perjudiciales que tiene para el bebé y la
madre:

En la mayoría de los casos, las mujeres se quedan con la sensación de que no han sido capaces
de parir y que no había más remedio que pasar por la cesárea para salvar la vida de sus bebés.

Hay mujeres que asumen esa situación como algo inevitable, pero otras quedan frustradas
durante años.

¿Cómo crees que lo vivió tu bebé?

En la mayoría de las ocasiones no pensamos lo que supone para el/la bebé interrumpir su
gestación, pero cada día hay más mujeres que si son conscientes y buscan la forma de ayudar a
sus hijos e hijas.

Haber nacido por cesárea ya implica dificultades para parir vaginalmente, cosa que los
profesionales no contemplan. Si has nacido así no es extraño, que acabes estancándote en la
última fase del parto

Cuando una mujer no ha nacido por vía vaginal, la información genética que traemos en el
ADN y que ha servido a las mujeres para poder parir durante miles de años y que tiene como
misión desarrollar el trabajo de parto queda sesgada o muy deteriorada e influiría Sin poder
evitarlo a la hora de parir.

¿Quieres aportar un poco de luz a dicha vivencia?

Este taller tiene como misión tomar conciencia de cómo nos afectó la cesárea, ponerle cara,
palabras y sentimientos, o sea reconocer como nos marcó y a partir de ahí utilizar los recursos
necesarios para sanarla.

Es un trabajo empoderador, restaurador y sanador, que te permitirá cerrar ese episodio y
sentirte en paz contigo, con tu cuerpo y con tu bebé.

 

Plazas limitadas!!!

Rellena la hoja de inscripción y reserva tu plaza

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios