Creo que como la mayoría, cuando nos hablan del renacimiento, tenemos una cierta desconfianza de si será verdadero o no. Solo experimentándolo puedes salir de dudas pues es muy difícil explicar con palabras lo que se siente.
Es increíble como con una respiración consciente puedes llegar a recuerdos tan escondidos, guardados y “olvidados”.
Para mi hay un antes y un después de esto, una unión con mi madre mucho más fuerte y una nueva visión, de ambas, de lo sucedido en mi nacimiento.
Después de explicarle a mi madre todo lo que sentí renaciendo, pudo recordar momentos que tenía completamente olvidados y que no había contado a nadie, pudimos entender que fue lo que sucedió y supimos pedirnos perdón la una a la otra.
Sin duda este no será mi ultimo renacer, pues quiero seguir escarbando en mis memorias de nacimiento.
Gracias Ángeles por abrirme un camino esclarecedor y de entendimiento.

Anuncios

Alejandra “Taller de iniciación al rebirthing”