Creía que sabía cómo había sido mi nacimiento, mi madre me lo ha contado miles de veces. Los días antes del taller, preguntándole a ella con tranquilidad, los detalles del parto, me di cuenta del todo de las barbaridades que mi madre sufrió, una detrás de otra, de lo sola que debió sentirse. Al comentar el taller con Ángeles, también me di cuenta de que tenía todo tipo de detalles sobre el parto de mi madre, pero no sobre mi nacimiento. Cómo llegó mi alma, cómo nació al mundo, cómo me sentí al nacer…. Gracias al taller, descubrí mi propio nacimiento, sané el dolor, la soledad, comprendí muchos detalles y actitudes en mi vida; descubrí sensaciones, emociones y vivencias maravillosas que ya siempre me acompañarán.

Así que me siento muy honrada y agradecida con Ángeles y todo su equipo, muchas gracias!

Anuncios

Mónica Pons “Taller recibiendo la vida”