Quiero compartir, mi último renacimiento, enormemente agradecida a Ángeles Hinojosa, a su hija Sandra, a  Susana Olalla y a mí por permitirme sentir y disfrutar de la experiencia.

Mágnifica herramienta de poder, la respiración, y que a través de ella pude llevar al consciente, comprensiones y procesos importantes en mi vida y en la de mi familia. (sobre todo con mamá y papá).

Sentí dulcemente,  fuerza, aceptación, claridad en mi camino, ternura por mí y tod@s los seres, sobre todo los más indefensos y desprotegidos los bebés, sensibilidad, empatía, un amor y un perdón, hacia tod@s los seres imposible de explicar con palabras. Alegría de vivir, de ser, de dar, de compartir, de seguir renaciendo cada día un poquito más.

El taller ha sido una bendición, uno de los mejores regalos que me he podido dar, y compartido con mujeres maravillosas.

Un caluroso y eterno abrazo para tod@s. Seguimos apostando por la FELICIDAD.

Anuncios

Noelia Heredía Periñán “Taller Recibiendo la vida”