Alicia López Rubio

Experimentar un “Renacimiento” en mi propio cuerpo, ha sido muy revelador y me ha aportado desde varios puntos.

Para mi historia personal, me ha dado la posibilidad de comprender mejor mi forma de ser, de reaccionar ante las situaciones de mi día a día, y ahora, me dedico a observar  si dichas formas de reaccionar tienen como origen una causa razonable ( “real”), o si por el contrario éstas sólo son reacciones aprendidas…muy interesante!

Por otra parte mi concepción del mundo también ha cambiado, y estoy asimilando el hecho de que “yo” y “tod@s” hemos decidido lo que necesitábamos vivir para nuestra evolución… wuauuu! jeje   Ahora las cosas encajan mejor…!

Por último vivenciar mis memorias, y escuchar a mis compañeras, me ha abierto la conciencia, al comprender ” todo lo que podemos llegar a sentir los bebes, somos tan puros…”

He recibido, para mí, una verdad tan clara y resonante, que ya no hay vuelta atrás…Me siento muy agradecida a la vida, a mis maestras, a mis compañeras y a mí misma por llevarme por estos caminos, dando pasos hacia el amor.

un abrazo infinito para todass!!

Hasta muy prontitooo

Clara, Raíces y Alas.

Para mí fue un grandísimo placer volver a mi útero, después de sentir que Soy y Estoy siempre en el de mi Mamá y mi Madre Tierra…
Parte el todo, en unidad y como Mujer!

Me sentía taaaan agradecida después de haber tomado parte en este maravilloso encuentro de Mujeres Renacientes!:-)
Me sentía emocionada, removida y aliviada, obnubilada y consciente,
Nerviosa y calmada, muuuy inspirada y dichosa!
Llegué a mi hogarcito y encontré a mi hombre, mi compañero
Sentía taaanto amor… y al mismo tiempo taan libre, taan yo!
Me sentí fuerte y segura, como una loba, desde luego!

Al día siguiente estuve conversando con mi mamá, a quien honro, respeto y amo con locura… La llené de preguntas y ella me contó y confirmó tantas sensaciones vividas en las sesiones de Renacimiento junto a vosotras.
Fue bellísimo sentir su confianza, su alegría, su disposición, su apertura total y sus ganas de compartir… Se emocionó taaanto, la escuchaba y la sentía tan cerquita, estábamos fundidas!
Percibí el dolor emocional que había soportado en el parto, a pesar de su alegría e ilusión en mi concepción y durante el embarazo…
Sentí cuanto agradecimiento cabía en su corazoncito al escuchar mis experiencias e inquietudes para conmigo misma como Mujer, como Madre, como Ser; para con todas las Mujeres Madres y las Almas de bebés que están por llegar!

Mujeres, compañeras, madres, hermanas, lonas, guerreras de Luz
Siento que Estoy y Soy aquí y ahora donde, por y para
lo que vine a este bello planeta esta vez!

ETERNAMENTE AGRADECIDA a: vosotras, al Gran Espíritu y a la Madre Tierra

Maribel Vela González “Taller Recibiendo la vida”

Mi pareja me dedicó estas palabras el domingo: Estoy feliz de verte tan llena de energía positiva. Esos ojos llenos de luz y esa carita de “flipando”..

Yo también me siento “rara”. Las emociones van y vienen, algunas se desvanecen, otras se implantan en lo más profundo de mi ser, como lo hace un cigoto en la pared uterina, dejándose envolver por el endometrio para ir creciendo y poco a poco dar lugar a ese ser único que realmente soy, que siempre ha sido..

Como madre no puedo evitar pensar en el trauma de nacimiento que acompañará a mis hijos toda su vida, pero no desde la culpa, ni el dolor, sino desde la entrega, la rendición, ahora me doy cuenta de que nada de lo que haga o deje de hacer va a cambiar eso, no se trata de “actuar”, sino de SER…Ya jamás seré esposa, amante, madre, hija, amiga…, sólo YO, aquí, ahora. Soy una dentro de mi todo y todo en mí misma, mi cuerpo y mi alma se han reconciliado, jamás fueron enemigos…

Ahora sé quién soy, porqué siento lo que siento, empatizo conmigo misma y sólo así puedo empatizar con mis hijos, con mi pareja, con todas las estrellas del firmamento…pues eso somos, estrellas, luz, energía, hacedoras de vida, caminantes del universo, DIOSAS…

Yo, María Isabel, me rindo, me entrego, renazco….

Os quiero a todas, os doy las gracias por dejarme compartir vuestras emociones, por dejarme acompañaros en vuestro viaje y por acompañarme en el mío…

Rocío Torres

Impresionante la energía casi desbordada el mismo lunes cuando mi mejor amiga me preguntó qué tal me fue en el seminario. Hablando con esta diosa en la tierra que tengo tan cerca de mí (aunque no tan cerca en el plano físico), desmenucé lo que yo soy y ella me acogió de tal manera que mis ‘pedacitos’ no quedaran perdidos, fue una verdadera revelación sentir el nexo entre nosotras, intenso y GENUINO. Gracias Ángeles (también a Verónica Gulluscio y a Susana), y a todas vosotras, cada vez comprendo más como soy, qué he venido a hacer y para qué (por qué y para qué estoy aquí; D).

Ahora mismo con todo lo que se está removiendo aún prefiero mascarlo antes de seguir drenándolo, de modo que aquí me despido haciéndoos llegar mi eterno agradecimiento a todas y cada una de vosotras. Gracias por ser y estar.

Rosa Bellido “Taller Recibiendo la vida”

Este seminario ha sido para mí un Re.encuentro como nunca. Reencontrar cosas que tenía guardadas en una cajita de madera, con olor a pino y a romero (como en mi vida anterior), sin ni siquiera saberlo. Han sido emociones cosidas con una puntada de aguja única, en esta urdimbre que es mi vida. Ha sido y es, un aprendizaje de mí, de saber entender cosas de mis 24 años pasados que no sabía ver y que ahora, puedo mirar con valentía y empezar a comprender.

Sé que todo eso que todavía no distingo y que aparece con calma pero fuerte en mí, tras este fin de semana tan mágico, va a cambiar mi vida y mi manera de estar en este mundo. Porque ya lo hace (y ocurrió justo en el momento en que entré en ese proceso del que me llevaste de la mano para dejarme en la puerta) y me ayudará a vivir mejor.

Mi nacimiento en esta vida actual no ha sido fácil. Ha sido doloroso… mucho. Y he podido y puedo (dios, esta afirmación es importante) llorarlo; llorar ése dolor que hasta ahora no había reconocido y que por desgracia no podré cambiar (aunque si encajar) y que me ayuda a conocer la herida más dolorosa que tengo. Eso, aunque ha sido mi trabajo y mi esfuerzo, y sobre todo mi valentía, te lo debo a ti. Por eso siempre vas a estar en mi alma, compañera de luz.

Este fin de semana me ha hecho conocer más mi sombra, de ese bosque oscuro, mágico y salvaje que habita en mí. Y eso ha supuesto nervios, resistencia y mucho miedo al principio. Pero luego me entregué y acepté el amor y el respeto que dabas. Que das. Nada es lo mismo ahora, nunca he sido tan feliz como lo fui el segundo después de abrir los ojos y VERME. Y así puedo ahora sentirme, vivirme, como un RENACER.

Ha supuesto comprensión de la importancia de mirar y respetar mi vida anterior a mi gestación. Y sobre todo me ha supuesto paz y amor; Amor hacia mí. Amor hacia el SER tan maravilloso que soy. Amor hacia la vida.

GRACIAS,

Manuela Taberner “Taller Recibiendo la vida”

Hola Ángeles, soy Manuela, agradecerte el esfuerzo de acompañarnos y sostenernos. Para mí a supuesto una liberación de una carga que no era mía, acercamiento hacia la energía de mis antecesoras, confirmación de que mi camino es certero, superación, poder escuchar mejor a los demás, entrega y más acercamiento al otro, y con-pasión, apertura y energía amorosa, también la confirmación de que aún me quedan muchas cosas por aprender, el poder de la respiración. Un beset.

Rosa Domínguez “Taller Rescatando a tu bebé interno”

Yo iba sabiendo que iba a hacer un trabajo hacia dentro de mí pero a medida que el taller iba avanzando me iba haciendo consciente de que las expectativas eran superadas por lo que realmente estaba viviendo, era un auténtico viaje hacia dentro de mí ser, ha sido el viaje más impresionante que he tenido en mi vida. Es potente, renovador, clarificador y sobre todo un trabajo que es solo de una/o misma/o, sin importar si está bien o está mal solo ES. Una experiencia inolvidable que todos podríamos hacer para encontrar un poco más nuestro lugar en el mundo y sentir que tenemos alas para volar solo depende de nosotros. El mejor regalo que te puedes dar.

Anna Borràs Chia “Taller Rescatando a tu bebé interno”

Este curso ha sido para mí una experiencia personal, que me ha hecho tener otra percepción de lo vivido en mi nacimiento. Una percepción desde la madurez y la comprensión que en su momento no tuve. Esto me ha ayudado a valorar mi vida, como es y a dar un paso, hacia mi búsqueda personal.-Que en mi vida apareciera este taller de rebirthing es algo que agradezco enormemente y que me ha cambiado la vida por completo. Ha sido un viaje a mí misma, el más intenso que recuerdo de toda mi vida. Un reencuentro, una forma de reconocerme y quererme que no conocía hasta el momento. La forma más directa que conozco de trabajo personal, intensa y una experiencia única en la vida de una persona

Marian de Juan

Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Ha abierto en mí una línea nueva de autoconocimiento. Si bien yo estaba trabajando en aspectos personales, he visto que de esta manera accedo antes y de forma más directa a mi ser, al núcleo de mis temores y conflictos. También me ha generado una confianza y seguridad nuevas, una forma de entenderme más abierta, comprensiva. Me siento más cerca de mí, más preciada. Me ha servido también para acercarme a las personas que quiero, a mis padres, a mis hijos a mi pareja.

Siento que he iniciado un camino en el que me siento a gusto, de infinitas posibilidades.

Gracias Ángeles por tu Luz

Luz Alfonso Martínez

Este taller me ha resultado sumamente esclarecedor. He solucionado temas, soltado mucho lastre, y al mismo tiempo se han abierto varios frentes de oportunidad de sanación en los que continúo inmersa y para los que me vendría bien algo de ayuda. Soy consciente de que todo ello forma parte de un proceso encaminado a una sanación más profunda y radical que mi alma lleva buscando desde hace mucho tiempo (diría yo que desde el principio de los tiempos 🙂

Agradezco mucho a Ángeles y mis compañeros el haberme acompañado en esta mágica aventura de crecimiento. ¡Un abrazo muy fuerte a todos!

Como dice siempre Ángeles, ¡un abrazo de Luz!